Archivos de la categoría Consejos

search Consejos para la conservación de los alimentos por AZTI.

( 26/03/2020 ) Consejos

En esta situación del estado de alarma debido al Coronavirus Covid 19, se amplía el período de cuarentena y tendremos que planificar una estrategia logística de comida para abastecernos durante estos días, procurando acudir lo mínimo y estrictamente necesario al supermercado, o realizando la compra a través de la opción de compra online de la que disponen la mayoría de los supermercados.

Os proponemos unos consejos sobre qué tienes que saber sobre cómo almacenar los productos.

CONSEJO 1: Las Normas de higiene alimentaria cobran, si cabe, más sentido ahora.

Cuando vayamos a guardar los productos comprados, seguiremos las siguientes pautas:

  • Lavarse las manos con jabón.
  • Limpiar la superficie donde se vayan a colocar los productos con agua y con jabón.
  • Sacar los productos, tirar o poner a lavar las bolsas de tela y, después, volver a lavarse las manos.
  • Limpiar los envases con un trapo o un papel de cocina humedecidos con una solución de lejía diluida en agua (una cuchara sopera -10 ml- de lejía en 1 litro de agua)
  • Lavar los vegetales crudos bajo el chorro del grifo. Si vas a comer fruta o verdura cruda con piel, es importante además sumergirla 5 minutos en agua potable con lejía de uso alimentario (una cucharada por cada 3 litros de agua) y después acláralas con abundante agua

CONSEJO 2: Clasificar los alimentos en alimentos que no necesitan frío, alimentos refrigerados y alimentos congelados.  

  • La etiqueta de los productos alimenticios nos puede ayudar, Nos informa del modo de conservación más adecuado.
  • No tires los envases de los productos sin asegurarte de que conoces bien el modo de conservación y de empleo.
  • No almacenes productos o limpiadores químicos junto con alimentos y nunca se debe utilizar para almacenar alimentos, recipientes que hayan contenido productos no alimenticios o sustancias químicas.

CONSEJO 3: Los alimentos que necesiten frío para su conservación deben ser guardados con rapidez para mantener la cadena de frío.

  • La temperatura ideal de refrigeración oscila entre 0 y 5ºC. Esto es importante no sólo para preservar la calidad, propiedades nutritivas y organolépticas de los productos alimenticios, sino también para mantener el alimento en condiciones adecuadas de seguridad.
  • El frío no destruye los microorganismos, pero sí hace más lento o detiene su desarrollo.
  • Recuerda que el criterio que se debe seguir a la hora de consumir los alimentos es el FIFO (first in, first off), que implica consumir primero lo que primero ha entrado al frigorífico.
  • Antes de consumir un producto que ha permanecido en el frigorífico durante mucho tiempo, verifica visualmente si tiene mohos en superficie, olor y/o sabor extraño. En caso positivo, no lo consumas y tíralo a la basura.

CONSEJO 4: Si abres un producto perecedero y no lo consumes en su totalidad, retíralo del original y trasládalo a un recipiente hermético para su conservación en el frigorífico.

  • Esto permitirá conservar mejor los productos y alargar así su vida útil para un posterior uso y consumo.

CONSEJO 5: Divide los alimentos que quieras congelar en pequeñas porciones.

  • Facilita la congelación, te permitirá organizar las raciones.
  • Utiliza para ello bolsas herméticas aptas para congelar, de un solo uso, procurando eliminar el aire interior antes de introducirlas en el congelador, y dejando de 1/3 de la capacidad de la bolsa libre, para favorecer el cierre y la posibilidad de que la bolsa se abra por el aumento de volumen durante la congelación.
  • Marca con un rotulador indeleble la fecha de congelación o si utilizas pegatinas,.
  • Asegúrate de que las bolsas son aptas para congelación, ya que, sino se te despegarán una vez introducido el producto en el congelador, y perderás la trazabilidad.

CONSEJO 6: Si quieres congelar un alimento después de cocinarlo (mínimo a 65ºC durante 4 minutos o equivalente), comprueba que esté frio antes de introducirlo en el congelador.

  • Asegúrate de que le recipiente que introduces es apto para la congelación.
  • Evita recongelar alimentos previamente congelados.
  • Planifica con antelación lo que quieras descongelar, y colócalo en un envase tapado en el estante inferior de la nevera con tiempo suficiente para que se descongele por sí solo, para que, si se produce un exudado, no caiga encima de otros alimentos y los contamine.

search Consejos para almacenar los alimentos para la cuarentena

( 23/03/2020 ) Consejos

La crisis del coronavirus y el temor a las consecuencias de la cuarentena por COVID-19 ha llevado a muchas personas a vaciar las estanterías de estos establecimientos, acaparando una importante cantidad de alimentos.

No es necesario porque no hay problema de desabastecimiento de alimentos a la población.  Permanecerá disponible el suministro de alimentos y otros bienes a los consumidores.  Ante la gran cantidad de acopio de alimentos, os proponemos consejos para gestionar bien el almacenamiento de estos alimentos en el hogar y evitar que se puedan estropear o se genere su desperdicio.

1. Planificar la compra en la medida de lo posible

No tiene sentido adquirir mucha cantidad de un producto si no sabemos cómo aprovecharlo o qué haremos con ello.

Antes de ir a la compra, deberíamos planificar los menús a largo plazo y las cantidades que deberías necesitar para el número de personas en el hogar.

Por ejemplo, planificar para  un tiempo largo (10 o 15 días) y para diferentes momentos del día (desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas), siempre teniendo en cuenta el número de personas o comensales. Además, conviene hacer  una estimación de todos los alimentos que necesitamos (esto incluye a los ingredientes principales y los secundarios, como ajo, cebolla, aceite, etc.).

2. Elegir alimentos con una larga vida útil

Si hacemos una compra abundante para varios días, resulta fundamental elegir alimentos con una larga vida útil, normalmente los productos no perecederos, pero algunos también que son poco perecederos. Con ellos podremos hacer menús y platos con alimentos que no se deterioran rápidamente.

Estos alimentos que duran más tiempo  permiten elaborar platos distintos, son los siguientes:

  •  hortalizas y tubérculos poco perecederos (zanahorias, cebollas, ajos, patatas, pimientos, puerros, etc.);
  • frutas poco perecederas (naranjas, manzanas, limones, peras inmaduras, etc.);
  • pasta, arroz, harina, cereales (por ejemplo, copos de avena sin azúcares añadidos), en sus versiones integrales;
  • legumbres (garbanzos, lentejas, alubias, etc.);
  • frutos secos y frutas desecadas (sin azúcar, sin sal y sin ningún otro añadido);
  •  ultracongelados (verduras, frutas, pescado, carne, marisco);
  • conservas y platos preparados (legumbres, verduras, pescado, etc.);
  • queso curado,
  • pescado en salazón,
  • huevos,
  • carne y pescado para congelar en casa;
  • lechebebidas vegetales,
  • pan tostado (mejor integral y sin sal ni azúcares añadidos)
  • café, infusiones, cereales y café instantáneos, etc.
  • aceite, sal, vinagre y azúcar.

Muchos de estos productos tienen una duración de varios meses o incluso años (arroz, pasta, conservas, etc.), así que la elección es relativamente sencilla.

Aclaramos que en muchos de los productos el hecho de alarga vida útil no se debe al uso de conservantes (que dicho sea de paso, son seguros), sino a la aplicación de métodos físicos, como la desecación o deshidratación (por ejemplo, en frutas desecadas, frutos secos, pasta, etc.), la congelación (en ultracongelados), la esterilización (en conservas, platos preparados, leche, etc.), la salazón (en pescados como el bacalao salado), etc.

Si vas a adquirir productos más perecederos, es importante consultar la fecha de caducidad.  Recuerda que muchos alimentos tienen fecha de consumo preferente.  

Consulta nuestro libro de Recetas con aprovechamiento y consejos para un correcto almacenamiento de los alimentos. Ahí puedes ver las fechas de consumo de los alimentos y mucha más información… 

3. Elegir alimentos saludables y realizar actividad física

Para pasar una cuarentena, es recomendable mantener unos hábitos saludables, relacionados sobre todo con la alimentación y la actividad física.

Una cuarentena de este tipo, nos puede llevar a correr el riesgo de caer en el aburrimiento y el estrés, lo que nos lleva a combatir estas situaciones con el consumo de productos menos sanos (chocolatinas, patatas fritas, helados, galletas, cerveza, etc.).

Recomendamos optar, si picamos entre horas, por alimentos más saludables (por ejemplo, bastones de zanahoria, fruta, frutos secos, etc.) o elaborar recetas para hacer snacks más saludables.

Lo importante para evitar estas sensaciones y, sobre todo, para combatir el sedentarismo, es conveniente dedicar unos minutos diarios a la práctica de ejercicio pensado para hacer en casa.

4. Gestionar la despensa y evitar el desperdicio de alimentos

Ante la compra de grandes cantidades de alimentos en estos días, conviene gestionar de forma adecuada toda esa comida para impedir que se estropee y generar el desperdicio alimentario.

Tomar conciencia de la importancia que tiene el despilfarro de alimentos en el hogar y más en estos momentos que hay que evitarlo.


Medidas concretas para tratar de evitar o reducir el desperdicio alimentario:
  • No comprar más de lo necesario, aunque la realidad es que dada esta situación excepcional muchos consumidores han optado por saltarse esta recomendación.
  • Planificar la compra en la medida de lo posible, elaborando una lista basada en los menús que hemos previsto y el número de personas que los consumirá.
  • Almacenar los alimentos en lugares adecuados, respetando las indicaciones que figuran en el etiquetado. Ante compras masivas, a veces guardamos esos alimentos en trasteros y lugares similares que no siempre reúnen unas condiciones idóneas para este fin, por ello vigila su almacenamiento.
    • Con los alimentos refrigerados y congelados no debería haber duda: debemos meterlos en el frigorífico y en el congelador, respectivamente.
    • Los productos secos, como legumbres, conservas, etc. tendremos que colocarlos en un lugar fresco y seco, alejados de la luz solar, de sustancias peligrosas y de olores fuertes y nunca en contacto directo con el suelo.
  • Aplicar la regla FIFO, lo primero que entra es lo primero que sale, pero aquí sería lo primero que entra y que caduca es lo primero que sale. También debemos organizar nuestros armarios, despensa, frigorífico y congelador, y poner más a mano los productos que caduquen antes.
  • Comprobar la fecha de duración de los alimentos (fecha de caducidad y de consumo preferente) tanto de los que ya teníamos ya en casa como de los que acabamos de adquirir. Se trata de consumir primero los alimentos que van a caducar antes y que se puedan estropear primero frente al resto.
  • Congelar para alargar la vida útil de los alimentos y de los platos preparados que se hayan cocinado de más o que sobren.  El congelador no solo sirve para almacenar los ultracongelados. También es una excelente herramienta para prolongar la vida útil de los alimentos que de otro modo se estropearían de forma inminente. (Por ejemplo, si compramos una bandeja de carne que caduca en tres días, pero no tenemos posibilidad de comerla, podemos congelar los productos y guardarlo para otra ocasión, siempre y cuando lo hagas de la forma adecuada y el envase adecuado para congelar.

Consulta nuestra guía de consejos para almacenar y conservar adecuadamente los alimentos. 

search Plásticos de un solo uso: normas para reducir la basura marina

( 22/12/2019 ) Consejos

Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030 figura el de prevenir y reducir considerablemente la contaminación marina de cualquier tipo, incluida la basura marina. Aumentar el reciclado de los plásticos para efectuar la transición hacia una Economía Circular es fundamental y nos corresponde a las consumidores ser parte de ello.

  • ¿Qué es el plástico de un solo uso? Aquel producto fabricado total o parcialmente con plástico y que no ha sido concebido, diseñado o introducido en el mercado para completar, dentro de su periodo de vida, múltiples circuitos o rotaciones mediante su devolución a un productor para ser rellenado o reutilizado con el mismo fin para el que fue concebido.

La Estrategia de la UE para el plástico en una economía circular establece una serie de normas sobre los artículos de plástico de un solo uso.

search Uso eficiente de los recursos y los residuos

( 20/12/2019 ) Consejos

Producción y consumo responsable y sostenible. ¿Estás dispuesto al cambio? ¡Qué tu discurso no se quede en palabras!

Un uso más eficiente de los residuos ayudará a proteger el medio ambiente, preservar los recursos esenciales y garantizar la sostenibilidad para las actuales y futuras generaciones.